3/11/2010

Parque Rivadavia está muy venido abajo…


Parque Rivadavia, el lugar en el que he encontrado tantas maravillas como libros jamás reeditados de Fontanarrosa o Quino, donde también completé mis dos tomos de “Érase una vez el Hombre” o compré maravillosos fascículos como “La historia de los comcis” finalmente tocó fondo.

El pasado domingo descubrí que un puesto exhibía varias revistas Billiken con tapas de “mi” Mono Relojero. No me atreví a preguntar el precio… algunas cosas es mejor ignorarlas.

5 comentarios:

Fernando Sosa dijo...

Sin desmerecer a otros dibujantes que te sucedieron,pero tu etapa en Billiken fue de los mejor que salió en esa revista.Sin retrotraernos mucho mas atrás obvio,hablamos de dibujantes contemporáneos.

Agustín Iván Riccardi dijo...

Ídem a Fernando, sos un profesional de puta madre!!

Abrazo Damian!

Damián Zain dijo...

Me hacen poner colorado!!!

M. Rubber dijo...

Querido Zain! Vos te acordas que en un par de tapas habia mensajes ocultos???? Siiiii! Como lo leen. Si mal no recuerdo en una tapa del mono-araña (el relojero vestido de hombre araña) habia dos autos chocados en una esquina y en el horizonte si bien creo que quedo tapado con el logo estaba una silueta que parecia emular a las recientemente desaparecidas, por aquel entonces, torres gemelas!
Yo me acuerdo y no pienso callar esta verdad! Saludos, Damian un abrazo!
Martin Valusso.

Damián Zain dijo...

JAJAJAJAJA. ES VERDAD MARTÍN, PARA QUE NEGARLO? POR NO HABLAR DE LA AUTOPSIA DEL MONO QUÉ JAMÁS VERÁ LA LUZ!!!